domingo, 29 de marzo de 2009

Sublimación



piedra de azul sanguíneo


estrella evaporada

por el amor
de un fuego sacro


fluído de luz virgen

donde lava sus ojos

el olvido


y brota entre los pétalos

el ángel


ahora y para siempre

nuestro hijo